Cabinas, tarambolas y desconocidos

Cabinas, tarambolas y desconocidos

ALEJANDRO PORTAZ

Redescubriendo con gusto el género (siempre parece que lo estemos descubriendo), manifestamos nuestra sensación después de la asistencia al Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia. Porque , sinceramente, los festivales están para asistir a ver obras de arte, artesanía, ensayo y error. Y de paso nutrirse de los extras que ofrecen las cintas: preguntas y respuestas (a veces) de los artistas, artesanos, ensayistas y herreros que nos brindan durante los días a celebrar.

Reitero: ante todo, disfrutar de las pelis, en este caso.

El palmarés se va a Irán y Croacia. Gratifica a María Castillejo con su film belga. Y deja posos para Noruega, Alemania… así que daremos nuestro homenaje galardón a una gran película que se llevó la buena impresión del público, pero no el premio de participación. Tierra Quemada es un medio austero en palabras, trama desarrollada, pero basto en ambientación, interpretación, drama clásico, terror y exquisito gusto por el ritmo, el tiempo, los detalles cotidianos que accionan los personajes y un elegantísimo final. Nuestro premio por el buen gusto, para la francesa La Terre Brûlée, de Julien Meynet.

Con ganas de la próxima edición. Que parece que trae novedades en sus secciones, según nos adelantó Carlos Madrid. ¡Hasta el año que viene!

Alportaz
alportaz@hotmail.com
No Comments

Post A Comment